viernes, 22 de julio de 2011

QUERER ES PODER. LAS CREENCIAS.

Si quieres puedes...



¿Qué quieres conseguir? ¿Qué te impide conseguirlo? ¿Qué estás dispuesto a hacer para conseguirlo? ¿Quién dice que no puedes? ¿Qué necesitas para lograrlo?

Las creencias son una fuerza muy poderosa dentro de nuestra conducta. Como vemos en el vídeo si alguien cree que puede hacer algo, lo hará, y si cree que es imposible hacerlo, nada logrará convencerlo.

Creencias como "ya es demasiado tarde", "ya no se puede hacer nada", "me ha tocado a mi", "si eres un patoso", "no se me da bien...", pueden con frecuencia limitarnos y así impedir aprovechar nuestros recursos y talentos naturales.

Todos tenemos creencias que nos impulsan y otras que nos limitan. Las creencias que los demás tienen de nosotros también nos afectan, sobre todo cuando hablamos de niños.

Todas estas creencias pueden modelar, influir e incluso determinar nuestra inteligencia, salud, creatividad, manera de relacionarnos, nuestra felicidad, éxito, etc.

Muchas de estas creencias las adquirimos de pequeños, por nuestros padres, profesores, entorno inmediato... Hoy cada día más influyen también los medios de comunicación. Sin darnos cuenta mamamos de esta fuente y hace que generemos en nosotros crencias sobre nosotros mismos. ¿Somos conscientes de ellas? ¿Sabemos cuáles son las que nos limitan? ¿Hemos reflexionado sobre como estamos generando creencias en los demás?

Si estas creencias son realmente tan poderosas ¿Sería posible controlarlas? La respuesta es si, e incluso reestructurar, desaprender o cambiar esas viejas creencias que nos resultan un lastre para avanzar y hacer relamente lo que nos hace felices. Mi experiencia con el coaching así me lo demuestra. Te invito a comprobarlo.

Sueña y haz. Sueña y vive. Sueña y cree en ti mismo. Sueña y arriesgáte. Sueña y construye. Sueña y suelta lastres. Sueña y comparte. Sueña y emprende. Sueña e ilusiona. Sueña y disfruta. Sueña y aprende. Sueña y sé feliz. Sueña y sé quien quieres ser. Sueña y construye un mundo mejor. Sueña y...sueña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada